BIOGRAFÍA

Desi Arnaz  [1917-1986]

Desi Arnaz atrajo la atención nacional primero como músico, gracias a su exitoso disco sencillo, Babalú, pero fue su papel como el director de banda cubanoamericano Ricky Ricardo, en la popular comedia de televisión I Love Lucy, lo que le hizo famoso e introdujo la música latina a una audiencia mucho más grande en los Estados Unidos.

Nacido en Santiago de Cuba en 1917, Arnaz fue hijo de Desiderio Alberto Arnaz, alcalde de la ciudad y miembro de la Cámara de Representantes de Cuba, y de Dolores de Acha, cuyo padre fue uno de los tres fundadores de la empresa Ron Bacardí. Los Arnaz eran ricos dueños de tierras, pero esto cambió en 1933 cuando Fulgencio Batista derrocó al presidente cubano Gerardo Machado. El régimen de Batista encarceló al padre de Arnaz y confiscó todas las propiedades de la familia. Tras guardar prisión por seis meses, el padre de Arnaz fue puesto en libertad y huyó con su familia a Miami, Florida.

Eventualmente Desi Arnaz se mudó a Nueva York y encontró trabajo como cantante, guitarrista y percusionista de conga. Allí perfeccionó sus habilidades musicales con el popular director de orquesta Xavier Cugat, quien le sirvió de mentor. En 1937 Arnaz regresó a Miami Beach con su propia banda e introdujo la línea de conga, la cual pronto se convirtió en un fenómeno nacional. Una década más tarde, en 1947, logró su éxito Babalú, antes de concentrarse en su carrera de Hollywood. Se presentó en la película Too Many Girls, protagonizada por Lucille Ball, con quien se casó más tarde.

En 1951 Arnaz y Ball debutaron en el programa de televisión I Love Lucy, con Arnaz en el papel de un director de orquesta poco reconocido y Ball como su esposa. Inicialmente, los ejecutivos de CBS se opusieron a  que Arnaz desempeñara el papel del esposo de Ball porque creían que el público no aceptaría la idea que ella estuviera casada con un cubano, pero la cadena de televisión finalmente aceptó, con reservas. En su papel como director de orquesta Arnaz ayudó a popularizar la música latina como un género divertido, aunque de poco peso.

Más importante aún es que Arnaz, como uno de los primeros artistas cubano-americanos que desempeñaron un papel estelar en una serie popular de televisión, sirvió de modelo de comportamiento para muchos latinoamericanos, tanto televidentes como aspirantes a artistas.  Asimismo demostró ser un empresario innovador, ayudando a desarrollar el rodaje con tres cámaras para las series de comedia, que aún se usa hoy en día. También introdujo la participación del público en vivo, y retuvo todos los derechos de cada uno de los episodios después de salir al aire, lo que permitió que su compañía, Desilu Productions, cobrara derechos de autor cuando los episodios eran presentados como reestrenos. Desi Arnaz murió en 1986.

Desi Arnaz
La Línea de Conga