BIOGRAFÍA

Los Illegals

Los Illegals, organizada en 1979, fue una banda instrumental chicana en la vibrante escena del punk a principios de los años 1980 en el Este de los Ángeles, California.  Fundada por el compositor principal, primer vocalista y teclista Willie Herron (un muralista local), Los Illegals fue una banda con una actitud políticamente cargada que destacó la vida de los trabajadores indocumentados. Esta banda de punk chicano, integrada por Jesús Helo, un activista social, en el bajo, los hermanos guitarristas Manuel y Tony Valdez, y Bill Reyes en la percusión, enfocó sus canciones en temas de inmigración, pobreza, violencia de pandillas, y diferencias culturales —problemas que ellos confrontaron como residentes del lado Este de Los Ángeles, donde las minorías de la ciudad vivían en un mundo muy diferente de los sofisticados vecindarios de Hollywood y Beverly Hills, en el Oeste de  Los Ángeles.

No fue fácil comenzar como un nuevo grupo chicano en el lado Este de Los Ángeles. La carencia de locales profesionales -- la mayor parte de los espectáculos se presentaban en fiestas caseras, a las que la policía ponía fin temprano -- y la falta de oportunidades para llamar la atención -- los productores y directores de música no tenían en cuenta el Este de Los Ángeles para sus presentaciones, sino que dedicaban su atención y respeto al lado Oeste de la ciudad -- fueron motivo de frustración para Los Illegals y otras bandas. Por esta razón y con la ayuda de la Hermana Karen Bocalero, una monja Católica radical, Herron abrió el Club Vex en el salón de la Organización de la Juventud Católica de una iglesia local. Durante dos jueves al mes, el Club Vex era el lugar para que las bandas punk del Este de Los Ángeles, mayormente grupos chicanos, se presentaran.  Los Illegals y The Brat, que se presentaban regularmente en el Club Vex, inicialmente llamaron la atención de los promotores y de otras bandas que los invitaron a tocar en locales del circuito más lucrativo del lado Oeste. Eventualmente Los Illegals consiguieron un contrato con el sello disquero A&M Records, y Mick Ronson, que había sido guitarrista de David Bowie, uno de los héroes musicales de Herron, produjo su álbum debut, Internal Exile, en 1983.

Al poner a la venta su primer disco, por primera vez Los Illegals atrajeron la atención del público fuera de Los Ángeles, y comenzaron una gira por el suroeste de los EE.UU.  Enfrentando prejuicios, contra su música y su herencia cultural, Los Illegals continuaron interpretando, en ocasiones mientras una audiencia furiosa les arrojaba objetos diversos, como ocurrió en un concierto famoso en San Francisco. Aunque se separaron de A&M Records durante la grabación de su siguiente álbum, Burning Youth, que nunca se puso a la venta, Los Illegals continuaron grabando y haciendo giras hasta el fin del siglo 20, lanzando el álbum Concrete Blonde y Los Illegals en 1997 con la banda Concrete Blonde, de rock alternativo, en Los Ángeles.

A pesar de que nunca alcanzaron fama nacional ni reconocimiento contemporáneo, Los Illegals son considerados hoy como una de las bandas más importantes del Este de Los Ángeles en los años 1980. El Club Vex de Herron, sus composiciones políticamente inteligentes, como también la tenaz actitud  de la banda y su orgullosa herencia mexicana, les convirtieron en un grupo chicano de influencia y en parte perdurable de la rica historia musical del lado Este de Los Ángeles, logrando que el término despectivo “illegals” (ilegales) pasara a ser un símbolo de orgullo étnico. 

Los Illegals
Los Illegals